sábado, 25 de marzo de 2017

Video La Desnutricion en El Alto incremento

Controla la gripe en el trabajo



En la oficina, las personas están tan expuestas a la crítica como a la gripe. Con un agravante: en el caso del virus, una vez llega y se queda hasta que todos se contagian.

El resultado, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMC), es que las enfermedades respiratorias son responsables de entre 10% y 12% del ausentismo laboral.

Aunque es claro que se deben tomar precauciones para evitar los gérmenes, hay que tener cuidado de no pasar esa delgada línea entre ser grosero con los compañeros enfermos y ser precavido. Prepárese así para evitar el contagio.



RECOMENDACIONES PARA NO CONTAGIARSE

Evita los lugares donde la gente y los gérmenes se congregan

Un paso clave para prevenir enfermedades en el trabajo consiste en comprender cómo se propagan. La gripe se trasmite con facilidad por contacto con secreciones que pasan de las vías respiratorias a las manos y a objetos que luego son usados por otras personas. Por eso, las chapas de las puertas, los botones de lasfotocopiadoras o de los ascensores son focos de gérmenes.

Para evitar el contagio se recomienda no pasar demasiado tiempo en zonas de alto tráfico y lavarse las manos después de tocar superficies comunes.

Desinfecta tus manos antes de comer, tocarte los ojos, la nariz o la boca

Los geles desinfectantes a base de alcohol son considerados una forma eficaz de reducir el número de gérmenes en las manos. Aunque el agua y el jabón son el método de limpieza por excelencia, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos asegura que los desinfectantes para manos que contienen al menos 60 % de alcohol pueden ser una solución temporal cuando las manos no están visiblemente sucias. La idea no es usar gel antibacterial después de cada apretón de manos, pero sí antes de comer, de poner las manos cerca de los ojos, la boca, la nariz o las heridas abiertas. Puedes mantener un pequeño recipiente en su escritorio o habla con recursos humanos para tener dispensadores en lugares estratégicos de la oficina.

Limpia las perillas de las puertas, los computadores y otras superficies de oficina

Aunque en la mayoría de las oficinas hay personas encargadas de la limpieza, existen superficies que, por el contacto diario, requieren mayor aseo –botones del ascensor, chapas, llaves de los lavamanos, teclados, interruptores de luz, etc.– así que para ayudar a reducir la propagación de gérmenes en la oficina, no sobra una ayuda a las aseadoras. Cada cierto tiempo, puedes limpiar tu estación de trabajo con paños desinfectantes.

Considera la posibilidad de vacunarte

Si bien la vacuna contra la influenza no es efectiva al ciento por ciento, es una acción que lo protege a usted y a los demás, bajo el concepto científico de “inmunidad de grupo”. La teoría detrás de este concepto es que a medida que sube el porcentaje de personas inmunes a una enfermedad particular, baja la capacidad del patógeno para propagarse. Es decir, es mucho más difícil tener un brote de gripe en una oficina en donde 75% de las personas está vacunado, que en una donde no hay ninguno inmunizado.

No temas pedir permiso o trabajar desde la casa

Como empleado puede ser difícil determinar qué tan enfermo debe estar para pedir permiso, pero piense que si está tosiendo, estornudando y con malestar general, lo último que debería hacer es ir a la oficina desganado, e infectar a todos sus compañeros. Si no te sientes tan mal como para pedir la incapacidad, habla con tu jefe para ver si puedes trabajar desde tu casa.

EVITE CONTAGIAR A OTROS

• Cuando tosas o estornudes, cúbrete la boca y la nariz con un pañuelo desechable, el brazo o la manga. Nunca uses las manos.

• Lava con frecuencia las manos con agua y jabón.

• Usa tapabocas para disminuir la probabilidad de transmitir la enfermedad a otros.

• Evita tocarse la nariz o la boca, si lo haces transmitirás la enfermedad a través de los objetos que manipules. Utiliza siempre pañuelos desechables.

• Evita el contacto físico con otras personas, no compartas utensilios u objetos.

Blefaritis en niños


La blefaritis es la inflamación del borde de los párpados y es un problema muy frecuente en la consulta de nuestros niños, por lo que hoy tocaremos el tema.

Es una enfermedad caracterizada por la inflamación de los tejidos que forman los párpados, podemos apreciar irritación en los ojos e inflamación y enrojecimiento en los párpados, en muchos casos con presencia de costras y resequedad en las pestañas, en otros casos puede ser tan grave que llega a afectar la visión por la presencia de legañas por las mañanas.

La blefaritis usualmente es causada por dermatitis seborreica, problema que suele presentarse desde los primeros días de vida en el cuero cabelludo de los bebés que afecta sus pestañas, también una infección bacteriana transmitida por las manos al frotarse los ojos y algunas veces es una combinación de ambas. En el caso de la blefaritis alérgica que es poco frecuente, suele ser causada por el contacto con algunos productos cosméticos o cualquier sustancia que contamine los dedos que a su vez son llevados a los ojos.

Esta afección se caracteriza por un exceso en la producción de aceite de las glándulas cerca del párpado, lo cual crea un buen ambiente para la proliferación excesiva de bacterias que normalmente están presentes en la piel. Los párpados lucen rojos e irritados, con escamas que cuelgan de la base de las pestañas, puede estar conectada con orzuelos y chalazión repetitivos. Los factores de riesgo son la dermatitis seborreica de la cara o del cuero cabelludo, la rosácea, los piojos y las alergias.

Para el tratamiento, por la mañana y por la noche, humedezca un trozo de algodón en una solución hecha con agua hervida y tibia, luego limpie cada ojo (cerrado) desde la parte interior hacia al exterior, repita la operación siempre cambiando el algodón. En caso de sobreinfección bacteriana se puede tratar con colirio o una pomada antiinflamatoria y antibióticos oftálmicos. La clave para tratar la mayor parte de tipos de blefaritis es limpiar los párpados de forma regular. También se puede usar lágrimas artificiales por la resequedad que podría ocasionar en niños de mayor edad.

Pero en todo caso limpiar los párpados con agua tibia, el uso de antibióticos oftálmicos y antiinflamatorios orales parece suficiente en estos casos. Si su niño presenta estos síntomas lo mejor es acudir a su pediatra u oftalmólogo.

viernes, 24 de marzo de 2017

Cosas de las que deberías deshacerte para cuidar tu salud

Llevar una dieta saludable, hacer ejercicio, mantener el estrés bajo control, incluso si mantienes un estilo de vida aliado de tu bienestar, podrías estar rodeado de cosas que te dificulten cuidar la salud. Conoce almenos cuatro cosas de las que podría convenirte deshacerte.

1. Viejos contenedores plásticos

Empieza deshaciéndote de los recipientes para comida de plástico, que tengan un "7” o las letras "pc” en su etiqueta. Éstos podrían contener bisfenol A (BPA), alertó Sonya Lunder, analista ambiental, consultada por Health. Es decir, un químico al que el Programa Nacional de Toxicología, consideró digno de "preocupación, por los efectos en el cerebro, el comportamiento y la glándula prostática en los fetos, lactantes y niños”.

2. Ambientadores

Aunque algunas compañías ya anunciaron que están eliminando de sus productos los ftalatos, un compuesto que ayuda a que las fragancias duren más, muchos air fresheners, tanto sólidos como en spray y plug-ins, todavía contienen estos químicos, agregó Lunder a Health. En grandes dosis, pueden causar efectos dañinos en la reproducción y el desarrollo.

3. Tus tenis de correr gastados

Seguir registrando millas con tus zapatillas de correr gastadas podría aumentar tu riesgo de sufrir una lesión, explica la revista Men’s Health. ¿Cómo puedes saber si es tiempo de pasar a retiro las tuyas? Estas 5 claves, podrían guiarte:

Las suelas están degastadas.
Se gastó la espuma de las entre-suelas (cuando ésta está nueva, sobre una superficie plana, la zapatilla se ve derecha y pareja).
Las has usado más de 480-805 km (300-500 millas).
La malla tiene agujeros.
Son tu único par, por lo que no les diste respiro.

4. Jabón antibacterial

Además de que estos productos no serían más efectivos matando bacterias que los jabones regulares, podrían no ser seguros para la salud, informó en 2016 un reporte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) ¿Por qué?

El triclosan, el ingrediente activo de los antibacteriales, alteraría la regulación hormonal en los animales y podría contribuir a desarrollar resistencia a los antibióticos, concluye Health.

Así que ya sabes, para reforzar tu bienestar, quizás sería mejor desterrar estos productos. Y, si tienes dudas acerca de tu salud, consulta al médico.

Un tratamiento es eficaz por primera vez para el síndrome de Down



Uno de los principales dogmas de la medicina, el que sostiene que el síndrome de Down no tiene tratamiento, empieza a derrumbarse. Investigadores españoles acaban de demostrar que un compuesto presente en el té verde, acompañado de un protocolo de estimulación cognitiva, es capaz de mejorar las capacidades intelectuales de personas con síndrome de Down. “Es la primera vez que un tratamiento demuestra eficacia en un ensayo fiable en términos científicos”, explica Mara Dierssen, neurocientífica del Centro de Regulación Genómica de Barcelona y colíder del estudio. No es, ni mucho menos, una cura, pero el ensayo clínico “abre nuevas vías a la terapia farmacológica en síndrome de Down”, según la investigadora.

Este síndrome es un trastorno genético en el cual una persona tiene 47 cromosomas, en lugar de los 46 habituales. Esa copia extra altera la formación del cuerpo y el cerebro. Los niños pueden tener un retraso en el desarrollo mental y signos físicos muy reconocibles, como la nariz achatada y un único pliegue en la palma de la mano. El equipo de Dierssen, con trabajos en ratones, identificó un gen, el DYRK1A, relacionado con la formación del cerebro y sobreactivado por el cromosoma extra. El gen producía un exceso de proteínas asociadas a las alteraciones cognitivas. El compuesto del té verde, la epigalocatequina galato, devuelve las proteínas a los niveles normales.

En el ensayo han participado 84 personas con síndrome de Down, de entre 16 y 34 años. Aproximadamente la mitad tomó el tratamiento durante un año, mientras la otra mitad recibía un placebo, una sustancia sin acción terapéutica, para poder comparar. Dierssen reconoce que “los cambios observados no son muy importantes”, pero son suficientes para que casi todos los padres adivinaran al final del ensayo si su hijo había tomado un tratamiento real o un placebo.

El extracto de té verde mejoró de manera moderada la memoria a corto plazo y su capacidad para organizarse en la vida diaria, al mismo tiempo que inhibía la impulsividad de los pacientes. Las imágenes del cerebro muestran cambios en la corteza que se correlacionan con estas mejorías. Los resultados se publican hoy en la revista médica The Lancet Neurology.

Video Dia Mundial de Tuberculosis, en Cobija se hizo campaña preventiva

Síndrome de Down, la prueba de sangre reconoce el trastorno genético



El año 2012 fue el inicio de una esperanza para los padres que esperaban un hijo y querían tener la certeza de que el bebé por venir no tenía la anomalía genética conocida como "trisomía 21".

Un examen de sangre que no representa ningún riesgo, es la alternativa que hoy presenta la medicina en Alemania.

El síndrome de Down es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales (trisomía del par 21), caracterizado por la presencia de un grado variable de discapacidad cognitiva y unos rasgos físicos peculiares que le dan un aspecto reconocible. Por su fisionomía, a los afectados se les llamaba popularmente, "mongólicos".

Más edad, más riesgos

Entre más avanzada sea la edad de la mujer embarazada, más probabilidades existen de tener un hijo con fallas en la división de los cromosomas, la más común es justamente el síndrome de Down.

"Durante la toma de prueba de líquido amniótico hay un riesgo de 0,3 a 1 por ciento de provocar un aborto", dice Michael Entezami, ginecólogo del Centro de Diagnóstico Prenatal y Genética Humana, de Berlín. La toma consiste en introducir una aguja a través de la piel de la embarazada hasta llegar al útero y sacar una parte del líquido en el que "nada" el feto.

En este líquido "nadan" también células del bebé que son sometidas a un examen genético para establecer si hay trastornos del cromosoma 21, o sea si el bebé por nacer sufrirá del síndrome de Down.

En ocasiones es mejor hacer tres exámenes diferentes. A este riesgoso procedimiento se someten unas 70.000 mujeres alemanas cada año. Por eso, "el examen de sangre es para nosotros un alivio", dice el médico Entezami, que investiga desde hace 20 años la materia.

En una prueba de sangre de la madre encinta se puede encontrar hasta el 5 por ciento de "material fetal" y la placenta. Por lo general, la placenta es genéticamente idéntica con el feto en desarrollo.

La prueba de sangre para la identificación del síndrome de Down "tiene una certeza de éxito del 98 por ciento", agrega Entezami. Aunque no pueden descartarse errores.

Michael Entezami recomienda, empero, agregar a la prueba de sangre otro examen durante la semana número 11 del embarazo, que es un diagnóstico por imágenes de ultrasonido. Si el feto presenta una bolsa de líquido en la nuca, la madre debería solicitar una prueba de líquido amniótico para descartar que el bebé no tiene trastornos genéticos.

¿Qué causa el síndrome de Down?

No se conocen con exactitud las causas que provocan el exceso cromosómico, aunque se relaciona, estadísticamente, con una edad materna superior a los 35 años.

Las personas con síndrome de Down tienen una probabilidad superior de padecer enfermedades cardiacas y de los sistemas digestivo y endocrino, debido al exceso de proteínas sintetizadas por el cromosoma de más.

Los avances actuales en el descifrado del genoma humano están desvelando algunos de los procesos bioquímicos subyacentes a la discapacidad cognitiva, pero en la actualidad no existe ningún tratamiento farmacológico que haya demostrado mejorar las capacidades intelectuales de estas personas.

Las terapias de estimulación precoz y el cambio en la mentalidad de la sociedad, por el contrario, sí están suponiendo un cambio cualitativo positivo en sus expectativas de vida.

Centros especializados

Para estudiar las patologías o enfermedades que suele desarrollar la población que tiene síndrome de Down, el Hospital Universitario de La Princesa ha puesto en funcionamiento una consulta monográfica dedicada en exclusividad a las personas con síndrome de Down. Un centro de referencia único en el mundo junto a otro equivalente en Estados Unidos. Fernando

Moldenhauer, del Instituto de Investigación del Hospital Universitario de la Princesa, declara que con la creación de esta consulta se quiere “proporcionar una atención médica personalizada, evitando al mismo tiempo un excesivo intervencionismo médico diagnóstico terapéutico, que es frecuente y justificado en la edad pediátrica”. Un centro que, tal y como señala

Moldenhauer, “ofrece una experiencia clínica probablemente única en nuestro entorno en relación con la atención de estas personas, lo que permite centrar la atención en problemas de salud no bien conocidos o ponderados por la mayoría de los médicos que atienden poblaciones adultas de pacientes”.