jueves, 27 de julio de 2017

Video Riesgos y Beneficios de las pildoras anticonceptivas

Desarrollan un aparato robótico para pacientes con secuelas por ictus



Un grupo de científicos desarrolló un soporte de tobillo robótico flexible y discreto que ayuda a caminar con menos dificultad y pasos más firmes a los pacientes que han perdido movilidad por accidentes cerebrovasculares.

El dispositivo, creado por un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard (EEUU) encabezados por Louis Awad, fue presentado hoy en un artículo en la revista Science Translational Medicine, de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.

Una gran mayoría de las personas que han sufrido ictus cerebrales nunca llega a recuperar completamente la capacidad de caminar debido a problemas con la dorsiflexión del tobillo, en la lesión comúnmente conocida como "pie caído" o "pie pendular", según los científicos.

Hasta ahora, para corregir estos problemas se emplean soportes rígidos que se atan a la pierna para permitir la sujeción del pie, pero que suelen ser voluminosos, pesados e incómodos para llevar una vida diaria normal.

Por ello, los científicos desarrollaron un sistema que consiste en un cinturón ajustado con correas en la pierna conectadas a unas medias de compresión en la pantorrilla donde los pequeños elementos robóticos ejercen fuerza sobre la plantilla del zapato.

Este nuevo sistema robótico no rígido para dar soporte al tobillo, que pesa algo menos de un kilo, tiene la función de proporcionar al pie una propulsión delantera al tiempo que corrige el problemas de dorsiflexión del tobillo.

El nuevo aparato robótico ha sido ensayado con nueve sujetos de entre 30 y 67 años que estaban en rehabilitación después de accidentes cerebrovasculares que, según los investigadores, mostraron progresos más consistentes caminando tanto sobre cintas ergométricas como sobre suelo normal.

Se calcula que aproximadamente un 20 % de los supervivientes de ictus cerebral sufre el llamado "pie pendular".

Hepatitis,un peligro latente

El 28 de julio es el Día Mundial contra la Hepatitis. Miles de personas conviven con esta enfermedad que en la mayoría de los casos no presenta síntomas y se detecta con estudios específicos.

A los 23 años, Nicolás decidió que le efectúen un chequeo general de rutina porque hacía mucho tiempo que no se hacía un control. Todo parecía normal, aunque le llamó la atención que el valor de las enzimas hepáticas habían dado el doble del valor recomendado. No tenía síntoma alguno, de nada. Le llevó los resultados a su méEl 28 de julio es el Día Mundial contra la Hepatitis. Miles de personas conviven con esta enfermedad que en la mayoría de los casos no presenta síntomas y se detecta con estudios específicos.

A los 23 años, Nicolás decidió que le efectúen un chequeo general de rutina porque hacía mucho tiempo que no se hacía un control. Todo parecía normal, aunque le llamó la atención que el valor de las enzimas hepáticas habían dado el doble del valor recomendado. No tenía síntoma alguno, de nada. Le llevó los resultados a su médico clínico, quien le dijo que “no era nada para alarmarse”, que debía ser algo pasajero. Nicolás tuvo algunas dudas y decidió ver a un gastroenterólogo que le recomendó hacer análisis más específicos: El resultado dio positivo para el virus de la hepatitis C, y el golpe emocional fue grande: un amigo, también médico, le había dicho que era una enfermedad relacionada con “drogadictos y portadores de HIV”.

Muchas personas tienen algún tipo de hepatitis, pero la mayoría desconocen la situación: esto se debe a que es una enfermedad completamente asintomática. Las señales pueden llegar tras 20 años de haber contraído el virus, y durante ese tiempo es posible que el hígado sufra un daño silencioso, muchas veces irreversible. Debido a la falta de síntomas, los especialistas consideran clave el diagnóstico precoz y los chequeos anuales de sangre.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud , las muertes ocasionadas por las tres hepatitis suman más de 1.250.000 de individuos por año en el mundo. Esta es una cifra catastrófica, teniendo en cuenta que la hepatitis A y B tienen vacunas hipereficientes y la C dispone de un tratamiento que cura. Los especialistas opinan que eso evidencia los déficits de las políticas públicas a nivel global y de concientización .

En qué se diferencian y cómo se contraen

La hepatitis C o HCV es la más común y se transmite por procedimientos médicos inseguros, transfusiones de sangre, uso de drogas endovenosas, y raramente por vía sexual. Este virus tiende a evolucionar a infección crónica, y es la causa más frecuente de cirrosis, cáncer hepático y trasplante. Sin embargo, es la única infección crónica viral que tiene cura: hay nuevos antivirales muy eficientes que curan a más del 90 por ciento de los pacientes.

La hepatitis A, menos común, suele ser potencialmente grave, pero es autolimitada y no evoluciona a forma crónica. Se transmite a través de alimentos y aguas contaminadas; en el año 2005 se hizo obligatorio un plan de vacunación universal que terminó con los casos “fulminantes”.

La hepatitis B se transmite por vía sexual, transfusiones, uso de drogas y de madre a hijo en el periparto

Vacunación contra influenza no alcanzó cobertura total

La directora de epidemiología del Servicio Departamental de Salud La Paz (Sedes), Alejandra Salas, afirmó que la cobertura de vacunación contra la influenza en la ciudad de La Paz no alcanzó su cobertura total, razón por la que brigadas iniciarán una búsqueda activa de quienes no recibieron la dosis.

Señaló que la cobertura de vacunación contra la influenza en los dos meses de campaña alcanzó una cobertura del 32%, por lo que el Servicio Departamental de Salud vio la necesidad de implementar nuevas estrategias para captar a la población apta para adquirir está vacuna.

Explicó que el Sedes instalará no solo puntos de vacunación fijos, sino también se desplazarán brigadas para realizar una búsqueda activa de los grupos de riesgo (menores de dos años, mujeres embarazadas, personas con alguna patología de base); además se recibirán solicitudes de brigadas para que puedan vacunar a las personas que así lo requieran.

Informó que el grupo poblacional que registró mayor cobertura son los profesionales en salud que se cubrió el 40.1%, seguido de mujeres embarazadas que se logró una cobertura del 30.2%, enfermos crónicos 24.7% y a personas comprendidas entre los 60 años en adelante.

El bajo porcentaje de vacunación lo atribuyó a la falta de concientización de las personas que no acuden a los centros de salud para aplicarse la dosis. En ese marco, Salas afirmó que la institución tienen como objetivo alcanzar por lo menos un 85% de cobertura hasta agosto y septiembre.

También dijo que las dosis de vacunación llegan un poco tarde al país, lo que no depende del Ministerio de Salud ni del Sedes, debido a que está vacunación se la adquiere por financiamiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La doctora señaló que el Sedes se encuentra trabajando en la vigilancia activa de los casos de influenza para dar el tratamiento oportuno y para no permitir que este mal repercuta en consecuencias lamentables en las poblaciones vulnerables.

La influenza es una infección vírica que afecta principalmente a la nariz, la garganta, los bronquios y, ocasionalmente, los pulmones. La infección dura generalmente una semana y se caracteriza por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, cefalea malestar general importante, tos seca, dolor de garganta y rinitis.

El virus se transmite con facilidad de una persona a otra a través de gotículas y pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos. La influenza suele propagarse rápidamente en forma de epidemias estacionales.

La mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños, personas de edad y personas aquejadas de otras afecciones médicas graves, la infección puede conllevar graves complicaciones de la enfermedad subyacente, provocar neumonía o causar la muerte.

martes, 25 de julio de 2017

Niña que nació con VIH, en remisión luego de 9 años sin medicamentos


Una niña sudafricana que nació con VIH y recibió un tratamiento únicamente durante sus primeros seis meses de vida está en remisión desde hace casi nueve años, anunciaron investigadores este lunes.

"Este nuevo caso refuerza nuestras esperanzas de que algún día se pueda evitar que los niños con VIH tengan que tomar medicamentos toda su vida, suministrándoles un tratamiento desde su más temprana edad", comentó Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) estadounidense, que realizó el estudio.

"Siempre es posible que recaiga, como en cualquier caso de remisión. (Pero) el hecho de que esta remisión se mantenga durante un período tan largo sugiere que puede ser duradera", explicó a la AFP el doctor Avy Violari, de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica, coautor del estudio.

Esta niña comenzó a recibir un tratamiento de antirretrovirales cuando tenía dos meses de vida. Esto impidió que desarrollara el virus del sida. Al cabo de diez meses, y en el marco del estudio, se dejó de administrarle el tratamiento. El virus en ese momento había sido reducido a niveles indetectables.

Ocho años y nueve meses después, el virus del VIH sigue "dormido" en el organismo de esta niña, a pesar de que no toma ningún medicamento.

No se trata de una cura, ya que el VIH sigue presente en su organismo. Pero está tan debilitado que no puede ni multiplicarse ni transmitirse a otra persona, incluso sin tratamiento. Normalmente, hay que seguir un tratamiento diario para lograr este resultado.

Text neck: la última tendencia en dolores de origen tecnológico

Cada vez más personas jóvenes sufren de dolores articulares. Algunos son ocasionados por los nuevos hábitos tecnológicos que acompañan al uso del celular y la computadora. Nuestros cuerpos no están adaptados para ello



Según datos provistos por el Text Neck Institute, ubicado en Florida, EEUU, existen actualmente alrededor de 4 mil millones de teléfonos celulares en el mundo que son empleados, entre otras cosas, para enviar mensajes de texto día a día. El uso de aplicaciones de mensajería instantánea en los ‘smartphones’ ha incrementado exponencialmente el número de mensajes que se envían diariamente. Según Dean Fishman, fundador del mencionado instituto, estos datos convierten a los dolores cervicales producidos por la mala postura en una “pandemia global”.

‘Text neck’ es un término en inglés que significa literalmente cuello de mensajes de texto, ese es el nombre coloquial que se le ha dado en los países de habla inglesa a los dolores cervicales producidos por una mala postura cervical a la hora de usar el celular, el teclado, la tableta o algunas consolas de videojuegos; actividades que, especialmente por los jóvenes, se realizan durante varias horas al día. Según datos arrojados en el evento F8 del año pasado, uno de los mayores eventos tecnológicos del mundo, cada día se envían 60 mil millones de mensajes de texto alrededor del mundo solo por Facebook y WhatsApp.

Un problema cultural
Según José Cuéllar, médico neurólogo y fisiólogo del Centro de Diagnóstico y Rehabilitación del Dolor (Cendor), los dolores de cuello son muy habituales en la población, pero este problema se ha acentuado debido a las posiciones forzadas y sostenidas que muchas personas adoptan durante largos periodos de tiempo. Estas posturas ocasionan una gran tensión cervical que a su vez, generan unas fuertes contracturas; estas son las que producen dolor.
Una mala postura a largo plazo puede favorecer el desarrollo de una artrosis cervical y esta puede producir compresiones de las raíces cervicales. En otras palabras, estamos hablando de degeneraciones de las vértebras que comprimen los nervios a nivel cervical provocando un intenso dolor, incluso puede ser necesaria la cirugía para corregirlo.

¿Qué se puede hacer para evitar estos problemas? Cuéllar responde con otra interrogante: “¿Qué se puede hacer contra la cultura? Es muy difícil, estos hábitos están muy enraizados”. Sin embargo, según el galeno, una persona puede ahorrarse muchos problemas futuros sencillamente adoptando buenos hábitos: evitar posturas forzadas al utilizar el celular, tratar de tener siempre una posición relajada que permita sostener el cuello, en el transporte público o en el automóvil como pasajero, algo tan sencillo como apoyar la cabeza en el respaldar a la hora de escribir puede ahorrar mucha contractura muscular innecesaria.

Y, por último, “hay que hacer como con un coche cuando se le da mantenimiento. Si se usa mucho el celular, acudir a un fisioterapeuta para realizar ejercicios cada tres meses puede ser muy útil” finalizó Cuéllar.

El daño de los teclados

Una situación análoga a las lesiones cervicales se da en el caso del síndrome del túnel carpiano, producido por el uso continuo y repetitivo del mouse y el teclado de la computadora, así como otros artefactos cotidianos.
“El principio es el mismo, el exceso de uso de los dedos genera tensión y flexión, que producen presión en los nervios que atraviesan el túnel del carpo” afirmó Cuéllar.

Esta presión puede generar adormecimiento de las manos durante la noche, hasta incluso generar dolor e inmovilización en detrimento de la calidad de vida. Para evitarlo es necesario el uso de sillas con apoyabrazos para no forzar la postura y hacer fisioterapia.



domingo, 23 de julio de 2017

Hay tratamiento gratuito contra la hepatitis C


La hepatitis C es una enfermedad silenciosa y peligrosa que sufren 71 millones de personas alrededor del mundo. Es viral y provoca la hinchazón del hígado. En Bolivia el tratamiento cuesta aproximadamente $us 9.000, sin embargo, desde febrero de este año una circular del Ministerio de Salud instruye el tratamiento gratuito para los infectados a través del programa nacional ITS/VIH/SIDA-HV. Pocas personas son las que conocen de este beneficio.

Actualmente el Gobierno dispone de un lote de medicamentos para 300 pacientes. El mismo es gratuito y solo está disponible para ciudadanos bolivianos, no así para los extranjeros.

¿Dónde acudir?

Para que una persona reciba este beneficio debe haber sido diagnosticado con la enfermedad y presentar el formulario provisto por el Ministerio de Salud que lo extiende cualquier gastroenterólogo del servicio público o privado o la Clínica del Hígado (Barrio Las Palmas calle 1 Oeste, Nº 86).

Los medicamentos gratuitos para el tratamiento de la población infectada son sofosbuvir y daclatasvir, que están disponibles en farmacias del Centro Departamental de Vigilancia y Referencia para casos de VIH y sida (Cdvir), ubicadas en la calle Isabel La Católica Nº 157, previa presentación de los requisitos necesarios.